Entrevista con John Wood, fundador de US Wellness Meats, parte 1

grassland-beefHace unas semanas os consulté a través de la página de facebook de Blog Disidente si preferíais un post dedicado al tema de la carne de pasto o si por el contrario preferíais uno dedicado al tema de los transgénicos. Aunque el tema de los transgénicos también generó interés (llegará, lo prometo), la batalla la ganó la carne de pasto por clarísima mayoría. Y es que este es un tema sobre el que estoy encontrando mucho interés, al igual que ocurre con el de la leche cruda. Parece como si los consumidores se hubieran cansado de dudar continuamente de la calidad de ciertos alimentos cuyos métodos de producción y procesado han cruzado la línea del no retorno. Me refiero con esto precisamente a la carne y a los lácteos. Animales hacinados en instalaciones de confinamiento, alimentados con piensos transgénicos y poco adecuados a la propia naturaleza del animal, utilización de medicamentos de forma crónica para evitar la muerte masiva de seres que en última instancia se convertirán en carne de nuestra carne… un panorama devastador. 

Pero no me gusta ser pesimista, para eso ya están otros. Yo quiero plantearos soluciones. Y por eso elegí esta entrevista con John Wood, un ganadero estadounidense con una extraordinaria preparación académica, que además ha sabido construir un negocio online único en su especie, US Wellness Meats. Os invito a visitar su página web e imaginaros que hubiera en nuestro país uno, o aún mejor, muchos productores así.

En esta entrevista, realizada por Sean Croxton de Underground Wellness en 2009, John nos relata cómo averiguó los beneficios para la salud de la carne proveniente de una crianza a base de pastos exclusivamente. Tras leer esta parte y las dos que vendrán en las próximas semanas, podréis entender mejor la importancia de evitar que los herbívoros ingieran cereales. Afortunadamente ya hay varios ganaderos en España planteándose muy seriamente o incluso empezando con este tipo de producción, ya que no solo presenta ventajas para el consumidor sino también para el productor. Sin embargo, les falta el empujoncillo que solo les puede dar el apoyo de unos fieles consumidores. Espero que esta entrada os anime a buscar un ganadero cerca de vosotros y preguntarle, ¿tienes carne criada 100% en pastos?  

Esta entrevista ha sido traducida y publicada con permiso de Sean Croxton de Underground Wellness.

Sean Croxton: ¡Qué pasa, gente! Feliz martes una vez más. Estas semanas se pasan volando, es una locura. Siempre parece que es martes. […] Hoy tenemos a John Wood, de grasslandbeef.com, todos me habéis oído hablar de grasslandbeef.com, le digo a todo el mundo que visite su página web. La gente me pregunta dónde deberían comprar la carne, y yo les digo que vayan a grasslandbeef.com. Al principio siempre les parece raro, comprar carne por internet, y que te la lleven a casa. Pero una vez que lo han hecho la primera vez, se enganchan. No hay nada como el día que llego a casa y me encuentro una caja de carne en el porche, es una pasada. John nos llamará en seguida. […] John, ¿estás ahí?

John Wood: Si, estoy aquí.

Sean Croxton: ¿Qué tal? Gracias por venir.

John Wood: Bueno, estamos en directo desde el estado de Missouri. Es un honor estar en tu programa.

Sean Croxton: Muchas gracias por venir. Tengo que darte las gracias por lo que haces. Le das a la gente una fuente de carne de buena calidad en la que pueden confiar. Eso es difícil de encontrar hoy en día. Uno no sabe en quién puede confiar. Así que muchas gracias por ello. Deja que te pregunte una cosa antes de ponernos en marcha. ¿Cómo te metiste en todo esto? ¿Cómo te convertiste en quien eres, el tío de la carne de pasto?

John Wood: Esa es una historia interesante. Probablemente empezó hace más de cien años. Mis dos abuelos, tanto el materno como el paterno, estaban muy sanos. Uno nació en 1886 y el otro en 1877, y yo era demasiado joven para darme cuenta. Tenían una dieta de la que estarías orgulloso. Comían una dieta alta en grasa y proteínas, los dos tenían un huerto enorme, comían muchas verduras frescas, compraban muy pocas cosas en la tienda de comestibles, y probablemente en toda su vida nunca recibieron una vacuna.

Me topé con el tema del ALC probablemente en 1993 o 1994, que es cuando me encontré por primera vez con algunos trabajos realizados por la Universidad de Wisconsin, y se me encendió la bombilla. Iba en contra de todo lo que me habían dicho hasta ese momento, yo salí de la Universidad del Estado de Iowa en 1975 y estaba programado para ser un granjero convencional, e involucrado en una empresa ganadera de quinta generación muy exitosa en el noreste de Missouri. Cultivábamos maíz, soja y trigo, utilizando el pasto como base pero siempre rematando con cereales durante los últimos 140 días, que era el modelo convencional allá por los años 70. En aquél momento el uso de hormonas era algo nuevo.

Es muy interesante porque la revolución de las hormonas empezó a principios de los 70, y prácticamente se puede trazar el declive en el consumo de carne roja con el incremento en el uso de hormonas. Teddy Gentry es un buen amigo mío, él es el bajista del grupo Alabama, y es muy activo en el negocio de la carne criada en pastos. Puede que los oyentes no se den cuenta, pero también es un pionero en esta industria. Me contó una historia alrededor del año 2000 o 2001. Tenía algunas vacas en el sistema convencional de cebo, y en una parte usaban hormonas y en la otra no. Me dijo que el día después a ser sacrificadas fue a la planta de empaquetado y vio que las vacas que habían tomado las hormonas estaban chorreando agua, esos animales retenían más fluidos, las canales estaban más húmedas. Es como si sudaran agua. Pero las vacas que nunca habían tomado hormonas colgaban en la cámara de forma normal, como uno esperaría. Obtuvo muestras de carne de esas canales, lado a lado, y podías notar la diferencia en el sabor. Los animales sin hormonas tenían mejor sabor. Así que concluyó que en diez años ya no se usarían las hormonas, y creo que puede que tenga razón, los números están disminuyendo.

Para concluir con la larga respuesta, fue en 1997 cuando sacrifiqué al primer animal, con dos de los miembros de US Wellness Meats, sacrificamos al primer animal en agosto de 1997. Lo llevamos al carnicero y le pregunté si la carne iba a ser buena para filetes. No creí que lo fuera a ser. Esto iba en contra de todo lo que me habían enseñado. Este animal no había comido cereales. Sin embargo tenía muy buen aspecto. La verdad es que escogimos el mejor animal que teníamos en el pasto. Y para nuestra sorpresa, en unos diez días recibimos la carne del carnicero y tenía un sabor estupendo, era muy, muy tierna, la cortamos con cuchillos de plástico y la comparamos con un corte de calidad. Exactamente el mismo corte. Este animal estaba más allá del punto óptimo, súper gordo. No nos podíamos creer que estuviera tan tierno, y de hecho no nos lo creímos. Teníamos que probar una segunda vez. Lo hicimos de nuevo en 1998, y obtuvimos los mismos resultados, pero seguimos sin creérnoslo. Iba en contra de todo lo que nos habían enseñado. Todos los académicos de la universidad dirían que no podía ser. Así que en 1999 lo hicimos de nuevo.

Sean Croxton: ¿Sabes qué? Se lo digo a la gente todo el tiempo, muchas de las cosas que aprendí en la universidad tampoco eran ciertas. De hecho tiendo a encontrar que esto es lo que ocurre la mayoría de las veces. Siempre le digo a la gente que no pueden obtener salud al comer un animal enfermo. Esto ocurre a todos los niveles. ¿Puedes resumirnos qué hace falta para criar a un animal sano?

John Wood: Es bastante sencillo, solo hay que volver al lugar donde estos animales se han criado, a los inicios de la cría de ganado, antes de que inventáramos los antibióticos, las hormonas, y todo lo que hacemos ahora, estos animales comían hierba verde y pastos de alta calidad, con precipitaciones adecuadas y un agua adecuada para beber. La Madre Naturaleza ha programado a estos animales para que trabajen como una factoría muy eficiente, si se les da la dieta adecuada.

Realmente lo que hacemos, los oyentes pueden imaginarse la habitación donde están y dividirla en 31 bloques individuales, del mismo tamaño, e imaginarse que eres un granjero y que cada bloque representa el pasto para un día. Pones a los animales ahí durante un día y los mueves al bloque de al lado el segundo día. Es como cortar el césped cada treinta días, imagínate lo verde y frondoso se queda ese pasto. Esa es la metodología que utilizamos en la gestión de los pastos.

Si vamos a los años 1950 en Estados Unidos, casi toda la carne de vacuno que se consumía estaba alimentada con pastos. Producían mucha en California, en Nebraska, en las altas planicies, la carne de pasto era la norma. Pero en esos días los animales no se rotaban como he descrito, se les dejaba en el mismo pasto durante toda la temporada, y la consecuencia eran plantas que descansaban demasiado y plantas que eran pastadas demasiado. Por ello la forma de los animales no era ni parecida a lo que acabo de describir. Les costaba tres años llegar al peso de mercado, y la carne estaba bien, pero siempre escogían el mejor momento para sacar a los animales de los pastos, en mayo o junio, después de que habían pasado su segundo invierno. Iban detrás de la mejor hierba, lo que yo llamo la “hierba helado”, en mayo y junio. Intentamos mantener a los animales en “hierba helado” tantos meses del año como podemos. Pero lo importante es darles agua limpia de sobra y pastos de alta calidad, y ese animal está diseñado para ser una factoría muy eficiente. Y tendrá una carne poco grasa y muy limpia.

La prueba está en que en los cebaderos, cuando alimentas al ganado con almidones, o cereales, tienes que incluir antibióticos en su ración, porque cuando la ración está muy “caliente”, cuando la carga de almidón es muy grande, entonces el hígado no puede con tanto estrés. El hígado no está diseñado para trabajar en un entorno con tantísimos almidones. Somete a todo el sistema a un estrés enorme. Añadíamos un nivel bajo de antibióticos no porque nos gustara gastar dinero, lo hacíamos porque si no manteníamos al hígado sano, la forma del animal se iba para abajo. Es un trato artificial, y solo hace falta una ración alta en almidones durante 130, 140 o 160 días. Esos animales están al borde de una cuchilla, si les das demasiado pienso o te retrasas en dárselo, dos o tres horas, vas a causar un considerable daño en el animal debido a esa dieta alta en almidones. Es como con los humanos. Si sobrecargas la dieta humana de almidones empieza a haber obesidad y toda clase de problemas de salud. Es el mismo tipo de dieta.

Sean Croxton: Desde luego. Déjame que te pregunte, ¿qué uso se hace de las hormonas? ¿Es cierto que aumenta el crecimiento del animal?

John Wood: Ese es el argumento fundamental que utiliza la industria. La industria farmacéutica, los negocios de ganadería, dicen que aumenta el crecimiento y la cantidad de músculo. Estos animales ganan 1,7 kilos al día en lugar de 1,4 kilos. El razonamiento detrás de ello era que hacen falta menos kilos de pienso para producir la misma ganancia de peso. Se supone que hacen que el animal sea más eficiente. Pero el problema es que se les da hormonas cuando son terneros, después de nuevo cuando pesan cerca de 300 kilos para mejorar el punto medio de sus vidas, y finalmente se les da una o dos dosis más al final. Me gustaría que se supiera la verdad. Esos animales no son tan eficientes ganando peso al final de sus vidas. Con todo lo que sabemos ahora esas hormonas no son lo mejor que puede comer un ser humano. En el negocio de los lácteos, en la leche, y en el de la carne, llegan algunos estrógenos y de repente las niñas alcanzan la pubertad 3, 4 o 5 años antes de cuando deberían. La evidencia se puede observar en la población de hoy.

Sean Croxton: Me he dado cuenta con algunos de mis clientes varones. Tienen niveles elevados de estrógenos cuando les analizo las hormonas. ¿Crees que puede venir de la carne que comen?

John Wood: La carne que comen y yo creo que también la proteína de soja. La proteína de soja está por todas partes en la dieta Americana, y en mi opinión eso es un verdadero problema. Especialmente los hombres tienen que ser muy cuidadosos con la proteína aislada de soja. Es un producto que no deberíamos estar consumiendo.

Sean Croxton: Si tíos, manteneos alejados de ella. Está en muchos de los batidos para deportistas. La proteína aislada de soja y otras cosas. Les digo a la gente que no se acerquen a eso pero es como si les hubieran lavado el cerebro con todo el marketing. Pero desde luego conviene mantenerse alejado. Ahora bien, cuando no alimentas a una vaca con hierba, cuando sigues el sistema de los cebaderos, y les das antibióticos, hormonas, les das cereal, ¿qué le pasa a la carne que se produce?

John Wood: Yo no soy químico, pero creo que el mayor problema de esta dieta está en la grasa. La grasa de los animales es donde se depositan los residuos de antibióticos y hormonas. Si analizaras el tejido muscular solamente, podrían ser muy similares. Lo que yo creo que es preocupante es si comes carne picada por ejemplo, que tiene un 25% de grasa, ahí es donde está el problema. Algunos de los atletas de fuerza con los que trabajamos tienen que consumir más de un kilo de carne al día. Levantadores de peso y otros hombres fuertes que intentan comer siete u ocho comidas al día. Uno es John Anderson por ejemplo, de la costa oeste, es un buen amigo. Sufría estreñimiento durante 3 o 4 días. La comida sencillamente se le atascaba.

Con la carne de pasto, puede comer más de un kilo al día si quiere, es como si comiera salmón. Las enzimas, la carne se digiere mucho mejor. Tiene una actividad enzimática mayor, las enzimas digestivas trabajan mucho mejor y está lleno de ácidos grasos omega-3. Uno de los comentarios que me hizo después de las primeras tres o cuatro semanas, no fue que se sentía más fuerte o que tenía más músculos. “¿Sabes qué? Mis rodillas y mis codos están mucho mejor”.

Hay un atleta en la zona de San Francisco, un campeón de lucha de la NCW, que estaba teniendo problemas con las manos. Conocí a un amigo suyo hace un par de años y empezaron a introducir pemmican en su dieta. Consumía tres o cuatro barritas de pemmican al día, que es una receta de los indios americanos que básicamente está compuesta de un 40% de manteca de vacuno y un 60% de carne de vacuno desecada (jerky). Y está cargado de ácidos grasos omega-3 con propiedades antiinflamatorias. Pues después de comer eso durante tres o cuatro semanas, no se podía creer cuánto le había bajado la hinchazón de las manos, ya no tenía dolor, era el tío más feliz del oeste de Estados Unidos.

Sean Croxton: Tío, me encanta ese pemmican. Tengo que pedir un poco, de hecho. Hace tiempo que no lo compro. Me encantan esas barritas de pemmican. Es casi un gusto adquirido, alguna gente me mira y me dice, “no puedo creer que te estés comiendo eso”. No os imagináis lo buenas que son, son fantásticas. Tenéis que ir a la web grasslandbeef.com y echarles un ojo. Estabas hablando de las grasas. He observado en tu página web que hay mucha información sobre el ALC. ¿Podrías decirnos exactamente qué es el ALC y qué hace por nosotros?

John Wood: Es ácido linoleico conjugado, es un compuesto muy interesante que la Madre Naturaleza ha sido capaz de perfeccionar, y es interesante que compañías como Merck y Pfizer han intentado imitar a la Madre Naturaleza durante 30 años, sintetizando el ALC. Puedes ir al herbolario y encontrarás varias marcas de ALC. El problema es que es muy difícil conservar esos compuestos en una forma estable y normalmente unas semanas después de la fabricación los enlaces moleculares se rompen y el ALC desaparece.

En el invierno del 1999-2000, cuando decidimos formar la compañía, enviamos varias muestras de tejido a los laboratorios de bioquímica de la Universidad de Illinois y de la Universidad del Estado de Iowa, para determinar los niveles de ALC. Un estudiante de doctorado de la Universidad de Illinois se fue a la ciudad y compró suplementos de ALC en seis herbolarios distintos, procedentes de seis compañías distintas. Lo fuerte es que tras el análisis se vio que ninguna de esas muestras era alta en ALC.

Dos de ellas se habían convertido en compuestos que podrían ser perjudiciales, y los otros cuatro eran compuestos inofensivos. Probablemente al principio sí eran ALC. La conclusión de esta historia es que lo que realmente queremos es ALC que provenga de carne de vacuno, cordero, bisonte, o lácteos como leche o queso criados en pastos. Es un compuesto muy especial, puede que no os lo creáis pero la demostración se encuentra una vez más en investigaciones que se hicieron en el invierno de 1999-2000 en la universidad. Yo estaba en una universidad donde estaban alimentando cerdos con una forma sintética de ALC. Los cerdos tienen el mismo estómago que tú y que yo. Descubrieron que tras alimentar a estos cerdos un número de días, tenían un 75% menos de grasa en el lomo y una masa muscular un 10% mayor. En otras palabras, el animal estaba convirtiendo el alimento en una cantidad mayor de músculo y quemando grasa en el proceso.

Tenemos a la campeona de fitness de hace un par de años, que es una buena amiga. Estaba consumiendo carne picada con un 25% de grasa, comiéndola varias veces al día en cantidades pequeñas, para esculpir su cuerpo y prepararlo para esa competición. Uno no pensaría que se puede usar esa cantidad de grasa en la carne picada para esculpir tu cuerpo y ponerte en forma, pero es un producto que vendemos a varios hombres y mujeres, culturistas, que andan buscando un desarrollo de musculatura. Y tiene grasa poliinsaturada, así que te ayudará a limpiarte las arterias en lugar de atascártelas. También es muy efectivo contra la diabetes. La Universidad de Purdue realizó una investigación en los años 2000 y 2001, y encontró que retrasa la aparición de diabetes.

Y la última cosa importante es que tiene unas propiedades muy interesantes contra el cáncer. Se ha demostrado en varios estudios con animales y ahora lo están estudiando en humanos. De hecho los franceses realizaron un estudio en 2002 donde estaban estudiando cáncer de pecho, y tras seis u ocho meses decidieron pararlo porque estaban viendo un efecto positivo y se empezaron a preocupar por el grupo de control. Así que ha sido demostrado y la clave aquí es que te interesa conseguir ALC auténtico.

El ALC tiene varios isómeros diferentes. En los productos lácteos, la leche, la mantequilla y el queso, es donde se encuentran más de los isómeros que combaten el cáncer, mientras que en la carne de vacuno y cordero es donde se encuentran más isómeros de los que ayudan a crear musculatura. Hay varios tipos de ALC desde el punto de vista químico, dependiendo de cómo se formen los enlaces. Es muy interesante.

Y la otra pequeña cosa de la que la mayoría de la gente no se da cuenta es algo llamado ácido vaccénico. Solo una minoría de bioquímicos están familiarizados con este compuesto. Cuando llega al estómago y se mezcla con el ácido clorhídrico, se produce una transformación de una parte del ácido vaccénico en ALC. No se sabe si es un 20% o un 50%. Un profesor de la Universidad del Estado de Iowa te puede contar la historia. También hay otro en la Universidad del Estado de Utah, uno de los expertos en ALC. Nadie tiene el millón de dólares que hace falta para saber exactamente cuál es el porcentaje. Pero es el único compuesto en la Naturaleza que puedes ingerir y que va a incrementar el ALC. De hecho hemos observado cantidades mayores en algunos de nuestros productos cocinados, por eso pensamos que el calentamiento tiene algún efecto sobre el que no sabemos nada.

Sean Croxton: Interesante. Entonces de hecho podemos adelgazar y crear músculo al comer grasa de animales criados en pastos y sus productos lácteos.

John Wood: Correcto. En otras palabras, puedes comer grasa y perder grasa. Ahí tienes un nuevo concepto.

Sean Croxton: Es súper genial. ¿Podemos obtener ALC a partir de carnes criadas de forma convencional?

John Wood: Puedes obtener una cantidad muy pequeña, lo suficiente como para que aparezca en la escala. Los animales herbívoros tienen 4 estómagos, el primero es un tanque de fermentación. Tú y to solo tenemos un estómago. Y ya sea una vaca comiendo hierba o una vaca comiendo pienso en una instalación de confinamiento, funcionan con la misma fontanería. Si comen hierba durante todo el día, el pH en el primer estómago es aproximadamente 7. Si lo que comen todo el día es cereal, el pH en el primer estómago es alrededor de 4, muy ácido. Y la familia de bacterias que hacen la fermentación, que hay no por millones sino por miles de millones, prospera a un pH de 7, y produce copiosas cantidades de omega-3, no muchos omega-6, cuatro veces más ALC, más enzimas, el doble o triple de vitaminas A y E, y la lista sigue.

Cuando eliminas la dieta de pastoreo viene la parte triste. Treinta días a base de cereal arruinan doscientos días de bioquímica de buenos pastos. En otras palabras, alguna gente piensa que tienes que alimentar con cereales durante los últimos treinta días para que tenga buen sabor. Es la regla general que siempre hemos usado. Y cuando la dieta se transforma, después de dos semanas el pH disminuye hasta 4, y todas las buenas bacterias se mueren dejándoles el sitio a las bacterias que funcionan bien a un pH de 4. La producción de omega-3 desaparece, igual que la de ALC, se sobrecarga el sistema de omega-6, y esos ácidos grasos beneficiosos sencillamente desaparecen del animal con mucha rapidez.

Sean Croxton: Y a eso se le llama rematado con cereales, ¿correcto?

John Wood: Eso es rematado con cereales. Esa dieta contiene literalmente un 90% de cereales y un 10% de fibra. Es una dieta muy concentrada, y como he dicho, en treinta días produce un enorme daño. Así que no se debe hacer. De hecho ha habido varios estudios, y esto vuelve al tema del E. Coli, ha habido estudios de universidades donde han tomado un animal criado de forma convencional y durante los diez últimos días antes del sacrificio lo han alimentado con heno de forma exclusiva. Y solo con transformar el pH del rumen, del primer estómago, a 7, la población de E. Coli 157 ha desaparecido. Solo con cambiar el pH. Eso muestra lo dramática que es la situación. Ese animal no está programado para trabajar con un pH de 4, fue diseñado para trabajar a un pH de 7, y así es como mejor trabaja. De hecho, si comes hígado te conviene asegurarte de que proceda de animales criados en pastos, porque en ese caso el hígado habrá sufrido mucho menos que el de un animal criado en confinamiento.

Sean Croxton: Me alegro de que hayas mencionado el E. Coli porque es una de las cosas que más asustan, la gente que pilla E. Coli por comer un filete o lo que sea. ¿Es posible contraer esta infección de E. Coli comiendo carne de animales criados en pastos?

John Wood: Es muy improbable. Normalmente el riesgo proviene de una contaminación cruzada en el matadero o la planta de empaquetado. Intentamos sacrificar a nuestros animales a primera hora del día para que vayan a una instalación limpia. Y después el despiece de nuestra carne se realiza en una línea completamente separada. Lo importante es que el E. Coli 157 se encuentra en criaturas acidificadas. Y ten en cuenta que ni siquiera habíamos oído hablar de ella hasta los años 70s o principios de los 80s. Esta bacteria no mató a nadie en los 40s y los 50s. La industria ganadera de confinamiento no comenzó hasta los años 60s y después en los 70s es cuando realmente despegó. Creo que el caso de Jack In The Box [N. del T. Jack In The Box es una conocida cadena de comida rápida norteamericana] fue la primera evidencia de E. Coli 157 en la zona de Seattle y creo recordar que ocurrió en torno a 1979-1983. Antes no existía el problema. Sencillamente porque antes los animales tenían una dieta basada en pastos.

Sean Croxton: Si, esa es la consecuencia de alimentarlos con la dieta incorrecta. Me gustaría hablar de otro mito, que la carne de pasto no sabe bien. Yo sé que tu carne sabe de maravilla. Se la recomiendo a mucha gente. Cada vez que alguien la pide me dicen que es la mejor que han probado. ¿Podrías decirnos por qué tu carne sabe tan bien?

imagesSean Croxton es el fundador de Underground Wellness. Licenciado por la Universidad de San Diego en Kinesiología, trabaja como entrenador personal y además es un prolífico blogger. Su canal de videos en youtube es uno de los más exitosos en el apartado de salud y bienestar. En su programa de Blog Talk Radio Sean entrevista a expertos en nutrición y salud, con énfasis en descubrir cuál es el origen de las enfermedades.

Nota: Esta es una traducción de una entrevista entre Sean Croxton y John Wood. Ni Sean Croxton ni John Wood tienen ninguna afiliación con Blog Disidente.
Note: This is a translation of an interview carried out between Sean Croxton and John Wood. Sean Croxton and John Wood do not have a relationship with Blog Disidente.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Agricultura sostenible, Alimentación, Carne 100% de pasto, Entrevista, Manejo holístico, Salud y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

16 respuestas a Entrevista con John Wood, fundador de US Wellness Meats, parte 1

  1. Beatriz dijo:

    Gracias Mónica, ¡qué interesante!

  2. quique pastor dijo:

    Bueno, pues seguimos reseteando el sistema, me refiero a mi disco duro.
    Por cierto a qué se refiere el “aislado de soja”, se comercializa en España o acaso tiene aquí otra denominación?
    Estoy ansioso por leer el resto de la entrevista.
    Muchas gracias Mónica
    Saludos
    Quique Pastor

    • Hola Quique!
      Buf, yo tengo todavía mucho por resetear, te aseguro 🙂
      Lo del aislado de soja la verdad es que es la mejor traducción que se me ocurrió, quizás no correcta (hice una búsqueda por internet y eso es lo que mejor me pareció). En inglés es “soy isolate protein”, así que quizás es mejor proteína aislada de soja. De hecho lo voy a cambiar. Está solamente en alimentos procesados, así que si tu alimentación se basa en alimentos en su estado natural, entonces no hay problema.
      Gracias Quique!
      Mónica.

    • Quique, un ejemplo de un producto compuesto por proteína aislada de soja:
      http://www.planetavegano.com/eshop/product.php?id_product=666
      Es una especie de complemento protéico para veganos. Desconozco si en España se usa también en alimentos no tan “especializados”. Seguiré indagando.
      Saludos,
      Mónica.

      • Pau dijo:

        Buenas,

        Hay varios productos más comunes hechos a base de proteina de soja (aunque no se hasta que punto se considera “aislada”) o harinas de soja, que yo siempre he visto nombrar “soja texturizada”.

        En la misma web hay tambien este producto:
        http://www.planetavegano.com/eshop/product.php?id_product=257
        http://www.planetavegano.com/eshop/product.php?id_product=241

        Son productos extrusionados hechos con alguna pasta de soja alta en proteinas hechos para imitar el aspecto, textura y sabor de la carne, lo más habitual es que se presenten en forma de picadillo más o menos fino, pero tambien los hay en forma de filetes, trozos para estofar, etc… Se suelen vender deshidratados aunque tambien forma parte de platos preparados o semipreparados como hamburguesas o salchichas vegetales. Normalmente se ha de hidratar en caldo o agua caliente con salsa de soja y otros ingredientes para dar sabor (setas en polvo, vino, brandy, especias…) y una vez escurrido se incorpora a la receta con el mismo tratamiento que se le vaya a dar a la carne.

        Imagino que la advertencia del riesgo viene más por este tipo de productos, muy populares entre veganos y vegetarianos y cada vez más entre omnivoros con ciertas preocupaciones alimentarias; que por los batidos y suplementos de proteina para deportistas, que se consumen por parte de un grupo de población reducido.

        Los posibles peligros de la soja texturizada vienen por incluir la soja sin fermentar y porqué durante el extrusionado se forman sustancias potencialmente dañinas debido a la elevada temperatura y presión de trabajo.

        Un saludo!

        • Muchas gracias Pau por la información!
          En USA el consumo de estos batidos de proteínas es más habitual de lo que imaginas. Afortunadamente aquí no es así, al menos de momento. La soja es una cultivo industrial y como tal existen grandes campañas de potenciación de su consumo en el mundo. Tal y cómo dices el problema no es solo la soja en sí, que contiene antinutrientes y fitoestrógenos de forma natural, sino el procesado que incluye altas presiones y temperaturas que pueden dañar la delicada estructura molecular de las proteínas. Tengo una entrevista sobre el tema de la soja publicada de antes:
          https://blogdisidente.com/2013/07/31/entrevista-con-la-doctora-kaayla-daniel-el-lado-oscuro-de-la-soja-parte-1/
          https://blogdisidente.com/2013/08/06/entrevista-con-la-doctora-kaayla-daniel-el-lado-oscuro-de-la-soja-parte-2/
          También Sally Fallon habla a menudo de este tema, esto es lo que decía en la entrevista que traduje hace unos meses:
          “Recuerda que la industria de la soja es muy poderosa en Estados Unidos, y el 80% de los aceites vegetales procesados son de soja. ¿Y qué crees que hacen con los residuos que quedan después de extraer el aceite? El residuo es un producto de desecho alto en proteínas, una especie de líquido espeso. Lo que hacen es someterlo a un procesado horrendo para producir lo que se llama el aislado de proteína de soja. Este producto se usa cada vez más en los alimentos procesados, en comedores de instituciones, proteína en polvo, barritas y productos de imitación como la carne vegetal. Este producto es extremadamente tóxico, la soja es una planta venenosa, y en Asia lo saben y por eso sólo la consumen tras un proceso de fermentación que elimina la mayoría de las sustancias tóxicas. Además la consumen en cantidades pequeñas. En cambio aquí la estamos consumiendo en grandes cantidades, y preparándola utilizando procesos que añaden más toxinas. La fundación Weston A. Price está muy implicada con los presos de las cárceles de Illinois, a los que han estado alimentando con soja en los últimos años. Estos presos no comen ningún tipo de carne, y la soja les está causando unos problemas horribles.”
          Podéis leer más aquí: https://blogdisidente.com/2013/02/23/entrevista-con-sally-fallon-parte-2/

          Salud,
          Mónica.

  3. Sel dijo:

    Pemmican. Nunca lo había escuchado. Ahora tengo ganas de probarlo. Al final creo que organizaré un viaje a USA para ir de turismo paleo. Anda que no molaria, jejeje

  4. loraidan dijo:

    Yo cuando leo este tipo de cosas me pregunto cuánto es aplicable a españa, porque si bien aquí la ganadería también es principalmente intensiva, también es cierto que las leyes de la UE son más estrictas en materia alimentaria que las usamericanas.

    • Hola loraidan,
      Buena observación. Claramente muchas de las cosas que John cuenta solo son aplicables a Estados Unidos. Eso lo doy por entendido, ya que él habla de ese país. Por ejemplo el uso de hormonas a mi entender está prohibido en Europa, y el de antibióticos está mucho más restringido.
      Ahora bien, la cría convencional da muchos problemas también aquí, eso te lo puedo asegurar. Te recomiendo que veas los vídeos de Roger Rabés, en los que verás que la mortalidad de los terneros en cebaderos convencionales es muy elevada, y para combatirla hay que usar muchísima medicación. Si alguno de los ganaderos que lee el blog quiere aportar algo es más que bienvenido. Ahí te van los links:
      http://www.youtube.com/watch?v=j1ZjsKoVwdI (versión corta)
      http://www.youtube.com/watch?v=pv-FJ7aGhi0 (versión larga)
      https://www.youtube.com/watch?v=cuC6yCDkz-I (primeras Jornadas de Solanell)

      Lo que puedo hacer es invitar a algún ganadero español a que nos compare las afirmaciones de John con la realidad de nuestro país. ¿Qué te parecería?
      Gracias!
      Mónica.

  5. Pingback: Una visita a la Dehesa de la Serna, con Beatriz Sierra | Blog Disidente

  6. Pingback: Entrevista con John Wood, fundador de US Wellness Meats, parte 3 | Blog Disidente

  7. Pingback: La revolución del pasto ha llegado… ¿te unes? | Blog Disidente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s