Entrevista con Alberto Cañedo: Las consecuencias de ser un alcalde que se preocupa por su gente

Entrevista con Alberto Cañedo

En España, ser un alcalde que se preocupa por su pueblo tiene un precio. Montar huertos comunitarios, declarar la zona libre de glifosato, transgénicos y TTIP, intentar que las personas que necesitan una vivienda no se queden en la calle, todo eso, en mi querido país, no se recompensa con una vida tranquila y un mínimo de bienestar.

En España, en 2019, ser un alcalde que se preocupa por su gente se recompensa con condenas de cárcel, multas e inhabilitación para trabajar en cargos públicos. O al menos ese ha sido el caso de Alberto Cañedo Carpintero, exalcalde de Carcaboso (Cáceres), que ejerció como tal entre los años 2007 y 2014, fecha en la que se vio obligado a dimitir.

Cuando hace unas semanas accedí a una noticia en la que se afirmaba que Alberto había conseguido evitar la cárcel a cambio de realizar trabajos para la comunidad, y después de superar un primer momento de incredulidad ante una sentencia que podríamos calificar de broma de mal gusto (Alberto lleva como mínimo media vida dedicado a trabajar para la comunidad), tengo que decir que sentí un gran alivio, una sensación de victoria.

Por falta de tiempo no he seguido demasiado el caso de Alberto, pero sabía lo suficiente como para alegrarme mucho por cualquier cosa buena que le pudiera pasar. Sin embargo, y no me preguntes cómo porque no lo sé, durante los últimos días he mantenido alguna conversación con Alberto por Facebook y en algún momento caí en la cuenta, con mucha sorpresa, de que la situación no era para nada tan buena como me había parecido. En realidad, puede incluso que sea peor porque, al igual que pensaba yo, mucha gente piensa que todo se ha solucionado.

Por eso decidí ofrecerle un pequeño espacio, este humilde blog, para que nos contara él mismo en qué situación se encuentra ahora y cómo se presenta su futuro. Nos lo cuenta en la grabación, pero en resumen, la conmutación de condena ha sido recurrida, tiene otra pendiente de 9 meses de cárcel, multas y compensaciones económicas para con la acusación por valor de unos 120,000 euros, y una inhabilitación que no le permite seguir siendo alcalde ni desempeñar cargos públicos, durante los próximos 17 años.

Durante los años que ejerció su cargo público (a él no le gusta que digan que “era” alcalde, sino que “trabajaba” como alcalde), recibió innumerables denuncias por supuestas faltas administrativas, así como una acusación de prevaricación urbanística por conceder una licencia de primera ocupación y evitar así que unas familias se quedaran en la calle. Tienes información más completa en la página web dedicada a su caso.

Alberto confió en la justicia española, pero la justicia española le ha dejado de lado, dándole la razón a la acusación y dejándole a él y a su familia, incluido un niño de tres años, en una situación absolutamente indefensa y precaria.

El caso de Alberto Cañedo Carpintero seguramente no sea único en el mundo, pero sin duda se merece que le demos voz para frenar la escalada de injusticia que azota nuestro país. Porque esto no va solo de ayudar a una persona, esto va de ayudarnos a todos para que las tretas legales de cuatro sinvergüenzas con dinero no puedan arruinarnos la vida.

Y si no crees que esto pueda ser así, considera este dato: los mismos que se dedicaron a hostigarle durante sus años de mandato ya habían conseguido inhabilitar al anterior alcalde.

Te dejo con la grabación de la conversación que tuvimos, y más abajo algunas indicaciones sobre cómo puedes ayudar. Y una vez más, te animo a visitar la página www.apoyoalberto.com para acceder a información más completa sobre el caso y lo sucedido desde que todo empezó en el año 2007.

 

¿Cómo puedes ayudar a Alberto?

Hay muchas maneras de ayudar, pero sin duda en estos momentos Alberto necesita que le apoyemos económicamente a través de la asociación creada para sufragar los gastos de su defensa (si consigue suficientes recursos podrá recurrir la sentencia en los tribunales europeos, algo que nos ayudaría mucho a todos), así como para poder seguir viviendo él y su familia.

Puedes apoyar a Alberto con 1 euro al mes apuntándote en la campaña de Teaming, o realizar una aportación puntual por la cantidad que desees haciendo una transferencia a la cuenta: ES77 2108 2691 91 0030103995 (recuerda enviar un correo a correo@apoyoalberto.com indicando tu nombre y apellidos, dirección y el importe de la donación).

Y por supuesto, puedes poner tu granito de arena compartiendo esta entrada y los vídeos en redes sociales, por correo electrónico y a través de WhatsApp.

Carcaboso en transición

Os animo también a ver el precioso vídeo que enseña el trabajo de Alberto y todo su equipo en el fomento de la agroecología y la economía local:

 

Esta entrada fue publicada en Entrevista y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s