Entrevista con el doctor David Kennedy, parte 2

IAOMT LogoVolvemos con la segunda parte de la entrevista con el doctor David Kennedy, odontólogo y activista en contra de la utilización de mercurio en los empastes dentales, así como de la fluoración del agua. En esta segunda parte el Dr. Kennedy nos cuenta con frustración que, a pesar de los múltiples estudios que demuestran que el personal de las clínicas dentales e incluso los estudiantes de las facultades de odontología sufren daños físicos producidos por la exposición al mercurio, se sigue sin hablar de este tema en las universidades norteamericanas. Tampoco se siguen los protocolos que marca la ley para la protección de los trabajadores expuestos a sustancias peligrosas. Después nos explica los efectos de la fluoración del agua en la absorción de otro metal pesado muy dañino para la salud, el plomo. Según el doctor Kennedy, los bebés son expuestos desde el nacimiento a un cóctel mortal de mercurio y plomo, que en muchos casos tiene gravísimas consecuencias.

Os dejo sin más con la entrevista. Desconozco la aplicación que tienen algunas de las afirmaciones del doctor Kennedy en España u otros países. No sé si en las facultades de medicina de nuestro país se instruye a los alumnos acerca del peligro que supone la exposición a dosis minúsculas de mercurio. Tengo entendido que en algunas regiones como Madrid y el País Vasco, se lleva a cabo la fluoración del agua. Cualquier comentario al respecto es más que bienvenido. La primera parte de la entrevista se puede leer aquí.

Esta entrevista ha sido traducida y publicada con permiso de Extreme Health Radio. ¡Gracias Justin!

Justin: Estamos pasando un buen rato aquí, con el doctor David Kennedy, de la Academia Internacional de Medicina Oral y Toxicología [International Academy of Oral Medicine and Toxicology, IAOMT]. Gracias doctor David por estar con nosotros. Quería preguntarle, ¿Qué pasa con el mercurio? ¿Está todavía en los empastes? ¿Están los dentistas poniendo todavía estos empastes en la boca de los niños?

Dr. David Kennedy: Si, desgraciadamente, la mayoría de los dentistas que trabajan con americanos adinerados se han apartado ya de la utilización de empastes de amalgama, y por eso mucha gente que económicamente está en buena situación piensa que los dentistas han dejado de utilizarlos. Pero eso no es cierto en absoluto. Lo están usando algo menos que hace 10 ó 20 años, pero todavía utilizan 50 toneladas al año en los dientes de los americanos. Y hay que entender que 30 gr de mercurio contaminan un lago de 5 000 hectáreas. Aunque solo sea por esa razón querrías dejar de utilizar mercurio porque cuando la gente se muere se va al suelo, de ahí al agua, o si son incinerados va al aire. Si tienes 10 gramos de mercurio en los dientes, no van a desaparecer, y es un veneno mortífero. Una vez que se ha extraído de las minas, y puesto en manos de los dentistas, que lo ponen o bien en los dientes de la gente o en la basura, acabará yendo al vertedero, incinerado con los desechos médicos, o saliendo de los crematorios. Así que terminas con un mundo contaminado con mercurio, y eso es exactamente lo que tenemos, hay gente preocupada por el calentamiento global y por el mercurio que sale de la quema de carbón. Cuando hacemos autopsias, esto ya es del año 1987, son noticias viejas, no noticias nuevas, encontramos que la cantidad de mercurio en el cuerpo es directamente proporcional al número de empastes de mercurio en los dientes. Puede que un pequeñísimo porcentaje tenga que ver con si han vivido o no cerca de una central térmica de combustión de carbón, o alguna otra industria que libere mercurio, pero la mayor fuente de mercurio en el cuerpo está en los dientes. Ahora bien, para todo el que esté escuchando esto, no vayas corriendo a que el mismo idiota que te puso los empastes te los quite porque recibirás una enorme dosis de mercurio, y eso a llegado a matar a gente. Un médico me habló del caso de un paciente que era triatleta, y que pasó de ser capaz de participar en triatlones a quedarse en silla de ruedas de por vida. Darle a alguien una dosis enorme de mercurio, si no le mata, le puede dejar lisiado de por vida. Así que no necesitamos ese tipo de extracción. La IAOMT los extrae de forma segura, la IAOMT tiene un programa de acreditación que enseña a la gente cómo hacerlo. Esto no se aprende en la facultad de odontología. Las facultades de odontología están quebrantando la ley. Cada vez que un instructor abre una cápsula de amalgama para enseñar a sus alumnos cómo mezclar, empaquetar, esculpir y pulir la amalgama, están quebrantando la ley de salud y seguridad ocupacional. No puedes legalmente abrir una de esas cápsulas a no ser que lleves puesto un traje especial. Y aún así, todas y cada una de las facultades de odontología de los Estados Unidos están violando la ley de forma flagrante. Tuve una discusión con el decano de UCLA [N. del T. Universidad de California en Los Angeles]. Resulta que hice un curso en UCLA durante un fin de semana, esto es después de que la facultad hubiera cerrado, y me di una vuelta con un medidor de mercurio que me acababa de comprar por 5 000 dólares. Y ciertas zonas de la clínica tenían unos niveles entre 10 y 20 veces mayores de lo que California permite en un centro de enseñanza. Cuando se lo dije al decano me respondió que había realizado medidas de forma ilegal, a lo que yo le respondí que yo estaba en un curso, y que él me había expuesto a mercurio de forma ilegal. Y me dijo, “Lo he comprobado con el departamento y me han dicho que los niveles de la facultad están por debajo de los estándares OSHA” [N. del T. OSHA son las siglas de Occupational Safety & Health Administration, o Administración de Seguridad y Salud Ocupacional en español. Esta organización gubernamental de los Estados Unidos se encarga de asegurar que los trabajadores tengan unas condiciones laborales seguras y salubres mediante la creación de estándares]. A lo que yo le respondí “tu facultad no es un vertedero de residuos peligrosos, y no puedes tener estudiantes en un ambiente de vertedero de residuos peligrosos”. Finalmente dijo que no iba a discutirlo más. UCLA está tan contaminada como lo estaba hace 30 años. No les importa quebrantar la ley.

Justin: Entonces, tengo que preguntártelo, ¿hay problemas con las personas que trabajan en una clínica dental normal? Porque me imagino que uno podría ir a un dentista normal y pedirles que te quitaran los empastes de mercurio. En teoría no hay que hacerlo, pero supongo que se hace. Así que, en ese tipo de situaciones, el recepcionista y todos los demás están expuestos, me imagino, a montones de mercurio.

Dr. David Kennedy: Si, lo están. En lo años 70 éste era el argumento que utilizaban los dentistas para decir que no había ningún problema con la profesión dental. Pero después Roland realizó un estudio de casos y controles en la asistencia dental de California en el que mostró que las mujeres que trabajaban en una clínica dental tenían una disminución del 40% en su habilidad para concebir. Una de las funciones críticas del cuerpo de una mujer es la ovulación, y una de cada 5 parejas en Estados Unidos son estériles de forma involuntaria hoy en día. En su estudio, Roland controló todos los factores que te puedas imaginar. Controlaron por frecuencia de cópula, consumo de cigarrillos, ingesta de alcohol, edad de la pareja, fertilidad, todo lo que te puedas imaginar, y mostraron una disminución del 40%. De hecho la exposición de un auxiliar de odontología es mayor durante la extracción que durante la colocación de las amalgamas. Estamos haciendo estudios sobre esto ahora mismo. Se produce vapor y también partículas, que son terribles porque se absorben a través de la piel y continúan liberando mercurio a lo largo del tiempo. El personal de las clínicas dentales está muy afectado, hay un estudio que muestra que tienen daños en los riñones, otro estudio que muestra que tienen daños neurológicos, Diana Echeverria y James Woods hicieron un estudio [link añadido por Blogdisidente] en el que mostraban que el personal de las clínicas dentales excretaba pequeñas cantidades de mercurio. Estas pequeñas cantidades se consideran normales, si te puedes creer que es normal excretar mercurio.

Justin: Doctor David, ¿podría repetir lo que ha dicho después de daños neurológicos?

Dr. David Kennedy: Diana Echeverria, es el nombre del autor del estudio.

Justin: Ah, de acuerdo.

Dr. David Kennedy: Lo que hicieron fue coger a dentistas que estaban excretando niveles bajísimos de mercurio y les hicieron una serie de pruebas neurológicas. En lugar de decir, “son capaces de mantenerse en pie y andar”, les hicieron pruebas, y encontraron que sufrían daños severos. Habían sufrido un daño significativo a nivel neurológico, debido a su exposición ocupacional. Tenemos estudios que muestran que los estudiantes de odontología sufren daños. Esto es un crimen que está sucediendo en nuestro tiempo, y los culpables no están listos para confesar. No sé como hacer que confiesen, pero el problema es que continúan dañando a gente cada minuto que pasa, sin su conocimiento. Hubo una encuesta que encontró que el 76% de la población no sabía que había mercurio en un empaste de plata. En mi opinión es un engaño gigantesco al consumidor. Si vendes mercurio como si fuera plata, estás haciendo trampas.

Justin: Si, eso es un crimen en si mismo. He oído a Hal Huggins decir que un solo átomo de mercurio ya es demasiado.

Dr. David Kennedy: Hace muchos años David Eggleston hizo un estudio [link añadido por Blogdisidente] en células-T, que son las células que luchan contra los virus y las enfermedades en tu sistema inmunitario. Cuando te pones un empaste de mercurio, las células-T disminuyen a niveles muy bajos. ¿Qué lo produce? Cuando la célula intenta comerse al mercurio, se muere. Cuando se muere, libera el mercurio, que va a otra célula-T. Es como un dominó. Pero no necesitas bañarte en metales pesado para eso, esto se sabe desde hace mucho. El plomo, el mercurio, el plutonio, todos son muy perjudiciales. Lo que los dentistas están exigiendo es una prueba de causalidad. Y no están dispuestos ni siquiera a considerar el problema hasta que se haya probado más allá de ninguna duda. Pues bien, tenemos pruebas de que el mercurio produce alergias, tenemos pruebas de que el mercurio provoca daños neurológicos. Pero no lo aceptan, ellos quieren pruebas de que sus empastes provocan todo eso. Es como decir que tu marca de cigarrillos no era la que producía cáncer de pulmón. No creo que sea razonable.

Justin: Quiero preguntarle una cosa rápidamente, fuera del tema del que estamos hablando. Teniendo en cuenta todos los problemas que el mercurio causa o a los que está asociado, ¿cree que la gente de arriba sabe lo que está pasando, y no lo admiten porque quieren proteger su negocio? ¿O quizás hay otras causas? Si la gente se pone enferma, eso le va muy bien a la industria médica. ¿Cree usted que ocurre algo de eso?

Dr. David Kennedy: Probablemente ocurre a algún nivel, pero yo pienso que si miramos a las meteduras de pata de la historia de la medicina de los últimos 200 años, la gran mayoría se debieron a una escasez de conocimiento por parte de los médicos. Yo no aprendí nada sobre la toxicidad del mercurio en la facultad de odontología. No me enseñaron nada sobre eso. Tampoco lo conocen. Yo sé más sobre el mercurio que el 99% de los dentistas del planeta. Pero la razón es que ese tema se convirtió en un interés mío, y me hice miembro de la Academia Internacional de Medicina Oral y Toxicología, donde hemos escuchado a los mejores expertos en mercurio durante los últimos 30 años. Esto es algo que debería enseñarse en las facultades, porque si van a usarlo, si van a extraerlo, necesitan seguir la normativa de este país. Las leyes de seguridad ocupacional te prohíben incluso tocarlo.  Me estoy refiriendo al personal de las clínicas dentales. Los que tienen mayores niveles de mercurio en sangre son los higienistas dentales. ¿Sabes por qué? Porque los instrumentos que utilizan para pulir los dientes hacen que se desprenda mercurio, que los higienistas inhalan. Por eso son los que están más envenenados. Estas personas son empleados. Nosotros presentamos una petición a la oficina de salud y seguridad ocupacional de California, pidiéndoles que instituyeran un estándar vertical. Lo tienen para el plomo. Si trabajas en una fábrica de pilas, o algo así, donde se utilice plomo, te dan un informe de consentimiento que te informa de que la fábrica utiliza plomo, y te dan guantes, gafas de protección y un traje especial. Así que tienes el derecho de saberlo, tienes un equipamiento protector, y la fábrica en sí tiene controles de seguridad, enormes ventiladores y respiradores para que no respires plomo. En la petición nosotros solicitamos un protocolo similar para el personal de las clínicas dentales. El comité consideró nuestra petición durante solo 90 días, y después la denegaron. Dijeron que no había necesidad de más regulaciones, que todo lo que pedíamos ya estaba contemplado en la ley del estado y lo había estado por más de 20 años. Es obligatorio que el empleador le comunique al empleado que está siendo expuesto. Es obligatorio que le proporcionen equipamientos de protección, es obligatorio que analicen el aire de la clínica, y que los análisis estén disponibles. Es obligatorio que le hagan análisis de envenenamiento por mercurio, y que los análisis estén disponibles durante 30 años. Y los análisis hay que hacerlos después de cada incidencia, es decir, cada vez que ponga un empaste o cada vez que el higienista limpie un diente con mercurio. No hacen nada de eso. La profesión de dentistas es totalmente irresponsable. ¿Y por qué? Porque nadie les ha enseñado a hacerlo, porque todas las facultades de odontología están acreditadas por la Asociación Americana de Dentistas, que son los que tenían la patente del producto. Por eso no enseñan a los estudiantes que están manejando un material peligroso, les mienten. Dicen que se encuentra atrapado en el empaste. Eso me dijeron a mí. Mira el vídeo del “diente humeante” y dime si hay algo que sale del empaste.

Justin: Ese vídeo es increíble. Todas las distintas cosas a la que se exponen los dientes, puedes ver cómo hacen que el mercurio salga aún más. Es increíble.

Dr. David Kennedy: Y existen otra meteduras de pata por parte de los dentistas, una de ellas es la fluoración del agua, a través de la adición de fluoruro de silicio. El 91% del agua fluorada lo es utilizando fluoruro de silicio. Incluso cuando se utiliza fluoruro de sodio, se encuentran grandes cantidades de sílice, así que probablemente en esos casos también utilicen fluoruro de silicio mal etiquetado. El fluoruro de silicio hace que el plomo presente en el agua sea absorbido por el cuerpo. Esto se ha demostrado tanto en enormes estudios epidemiológicos como en estudios con ratas. Si pones fluoruro de silicio en el agua de un animal, aumenta su nivel de plomo. En personas, esto ocurre más acusadamente en ciertos subgrupos de la población, como los de origen hispánico, asiático y africano, y en nativos americanos, en los que el nivel de plomo aumenta de forma dramática en la sangre. Esto produce daños neurológicos permanentes, de por vida. No creo que un papel apropiado para el suministro de agua sea dañar a nuestros bebés para toda la vida.

Justin: Ya. ¿No se acumula el plomo en los huesos?

Dr. David Kennedy: El plomo es un metal pesado, es similar al mercurio. Acabo de terminar un documental titulado Fluoridegate, donde hablamos de un experimento que se realizó en el año 78, seguro que mucha gente escuchando esto todavía no había nacido, en el que expusieron a ratas a lo que se conoce como un LD1 de mercurio, que quiere decir una dosis de mercurio que mata al 1% de las ratas. También las expusieron a una veinteava parte de una dosis LD1 de plomo. Todas las ratas murieron. La conclusión es que si juntas el mercurio y el plomo en dosis que hubieran matado solamente a una de cada cien ratas, el 100% de las ratas mueren. ¿Y qué estamos haciendo con los bebés hoy en día? Cuando nace un bebé le damos el biberón hecho con agua del grifo. Debido al flúor del agua, el bebé está absorbiendo el plomo que haya en el agua. Después tenemos a la Academia Americana de Pediatría inyectándole mercurio, y tenemos los empastes de mercurio de la madre soltando mercurio a través de la leche materna. Así que el bebé está expuesto a mercurio a través de la madre o a través de las vacunas. También está expuesto al plomo del agua, y al fluoruro de silicio. En este país tenemos la mayor mortalidad infantil de todos los países desarrollados del mundo. ¡Estamos matando a los bebés! Y si no mueren, acaban con retraso mental, en instituciones de educación especial, o con problemas de aprendizaje, con daños neurológicos. Esto nos cuesta miles de millones de dólares. ¿Dónde están los republicanos cuando se les necesita? ¡Dejad de envenenar a los bebés! ¡Dejad de malgastar todo ese dinero!

Justin: Es increíble. Y si piensas en todo lo demás, la mayoría de la gente calienta los biberones en el microondas, con el plástico, los xenoestrógenos. Estamos metidos en un agujero oscuro. Vamos a hacer una pausa, doctor Kennedy. En el siguiente segmento me gustaría que habláramos un poco sobre algunas cosas que podemos hacer para sacar esos metales pesados del cuerpo, y a dónde pueden ir, a qué dentistas, y todo eso. Estaremos de vuelta con el doctor David Kennedy después de la pausa.

No os perdáis la tercera parte de la entrevista, donde el Dr. Kennedy nos cuenta algunas estrategias que podemos seguir para disminuir nuestra exposición al mercurio de los empastes, y mucho más.

top-header_modLa principal premisa del trabajo de Justin en Extreme Health Radio es la de alcanzar una vida más sostenible. Justin cree en la importancia de cultivar sus propios alimentos, de apartarse en lo posible de la exposición a toxinas en el hogar, y de vivir de una forma más natural y sencilla. Su blog muestra este viaje y las ideas que le funcionan en este momento. Justin no pretende ser un experto ni tener todas las respuestas, pero espera poder inspirar a otros a seguir el mismo camino. Gracias Justin por tu generosidad, ¡y mucha suerte!

Nota: Esta es una traducción de una entrevista entre Justin de Extreme Health Radio y el doctor David Kennedy que tuvo lugar el 2 de enero de 2013. Ni Extreme Health Radio ni el doctor David Kennedy tienen ninguna afiliación con Blog Disidente.
Note: This is a translation of an interview carried out between Justin from Extreme Health Radio and Dr. David Kennedy on January 2nd 2013. Extreme Heatlh Radio and Dr. David Kennedy do not have a relationship with Blog Disidente.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Entrevista, Salud, Toxicidad y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Entrevista con el doctor David Kennedy, parte 2

  1. raul dijo:

    Estaría muy bien conocer profesionales en España que puedan quitarlas con seguridad, ahora las que se ponen son los empastes de resina del color del diente, sabes algo sobre ellos, porque a mí tampoco me dan mucha seguridad.

    Un saludo!!

    • Hola Raúl,
      Si miras en los comentarios de la primera parte de la entrevista verás que Reme ha puesto un enlace a una página web donde se pueden encontrar profesionales que según ella saben realizar este proceso de retirada de empastes de mercurio. Yo no tengo experiencia directa con ninguno de ellos así que no los puedo recomendar. Pero si tuviera que quitarme alguno sin duda recurriría a ellos y me informaría cuidadosamente de qué protocolo utilizan. En este enlace puedes encontrar información en inglés sobre el protocolo recomendado por la IAOMT:
      http://iaomt.org/safe-removal-amalgam-fillings/
      También podrías recurrir a la asociación mercuriados en España, seguro que ellos te pueden dar indicaciones útiles.
      Respecto a los empastes de color blanco, he oído alguna crítica, como que pueden contener BPA y otras sustancias dañinas. Creo que cualquier sustancia ajena al cuerpo tiene el potencial de provocar reacciones adversas. Sin embargo mi opinión personal y no muy fundamentada es que este tipo de empastes es infinitamente menos peligroso que los empastes de mercurio. Tengamos en cuenta que el mercurio es una de las sustancias más tóxicas que existen. En eso está de acuerdo todo el mundo.
      Un saludo y mucha suerte! Espero que haya servido de ayuda.
      Mónica.

  2. raul dijo:

    Ups, despiste mio…muchas gracias!!

  3. Pingback: Entrevista con el doctor David Kennedy, parte 3 | blogdisidente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s